La niña que da saltos


Calle arriba calle abajo calle arriba calle abajo. Arriba arriba abajo abajo. Todos los martes del mes de diciembre una de las gemelas de Alright, en un acierto de fuga, escapa de los brazos de su madre para saltar calle arriba calle abajo. Como perdida en una rayuela la niña salta desnuda hacia un cristal invisible que la obliga a recomenzar en otra dirección aparentemente aleatoria. Salta para ser más alta, grita su madre mientras la imagina señorita de cortesía -como llaman los mayores de Alright a las chicas pelirrojas del edificio nouvelle, a las afueras del pueblo- en un tiempo no muy alejado del final de esa rayuela.

Si el viejo tork la viera, seguro le arreglaba unas bragas de mimbre a medida.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mimbre. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s