Películas extranjeras


En el centro del árbol un cuadro neorrealista. Era la sentencia que introducía cada una de las viejas reposiciones extranjeras que incansablemente proyectaban en la vieja sala luciérnaga. Con un aforo total de 33 personas, el cine no había perdido ese aire cálido característico de los años cincuenta. Un millón de jóvenes soñadores que se valían de la cámara obscura para buscar el placer de sus jóvenes novias soñadoras. Casi nunca era en esta dirección.                                                                                                                             La colección filmográfica era bastante reducida, y quedaba establecida según la nacionalidad del rollo. Dos nacionalidades sobresalían al resto: la inglesa y la italiana. La francesa era considerada corrosiva y peligrosa. Y por supuesto no se proyectaba película alguna ávida de dicho carácter. La gente iba al cine sobre todo los viernes por la noche; con el precio de la entrada te obsequiaban con un preparado de pollo al curry y arroz basmati. Perfecta combinación de los viernes, como la llamaban en las islas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mimbre. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Películas extranjeras

  1. Viti dijo:

    La perfecta combinaciòn de los viernes, què bien suena eso.

  2. IsisssssssssssSSSSSSssss dijo:

    y xq no exhibían pelíclas alemanas???’

    ehmmm ehmmm ehmmm

    😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s