La silla del viejo Tork.


Tork era cojo, le amputaron la pierna izquierda en la guerra civil. La guerra del taladro, como la llaman los ancianos de la región: el noventa por cierto de los combatientes superaban los sesenta años de edad y el único arma permitida era el taladro portátil uf pro diseñado y fabricado por Usinage Filiatrault, que funcionaba con baterías Gretsch . Desde entonces dedica su tiempo a las colecciones de mimbre. Las piezas más codiciadas pertenecen al manufactor Heywood-Wakefield de Gardner, Massachusetts. Tork empleó 35 años en conseguir una silla Heywood con certificado de autenticidad. 33 días después fue ejecutado en la plaza pública, frente a los edificios de tejados acristalados. Una inspección del equipo alma limpia de Alright encontró una colección privada de vídeos que contenían escenas explícitas de sexo mantenidas por un grupo de Yorkshire Terriers, la raza más común de las islas.


Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mimbre. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La silla del viejo Tork.

  1. willy bimen dijo:

    ohhhh vas de puta madre tío, ya me estoy imaginando como un ciudadano de Alright, con su historia, sus calles. Incluso me da pena lo que le hicieron al pobre Tork, creo que no lo merecía…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s